Bajo Segura Noticias - Diario digital del Bajo Segura (Alicante) - Comunitat Valenciana - España

Bajo Segura Noticias - Desde 2003 en Internet, primer diario digital del Bajo Segura -Vega Baja del Segura- (Alicante) -Comunidad Valenciana- España

Primera

Hemeroteca

Orihuela Digital

 Viajar por Spain - Turismo por España

Publicidad

Quiénes somos

 

 

 

Luisa Pastor Lillo tomó posesión como primera mujer presidenta de la Diputación de Alicante

Bajo Segura (Alicante) - 14 julio 2011 - Bajo Segura Noticias - La veterana política alicantina Luisa Pastor Lillo, alcaldesa de San Vicente del Raspeig (Alicante), tomó ayer posesión como la primera mujer presidenta de la Diputación Provincial de Alicante, para esta legislatura 2011-2015.

 

 

 

Luisa Pastor fue elegida ayer por la mañana, en la Diputación de Alicante, como su nueva presidenta con los votos de los 20 diputados provinciales del PP frente a los 11 del PSPV-PSOE. En su discurso de toma de posesión, Luisa Pastor ha perfilado sus líneas de gobierno para la provincia de Alicante en la nueva etapa que inicia la institución provincial.

 

La nueva presidenta de la Diputación Provincial de Alicante es natural de San Vicente del Raspeig (Alicante), donde es alcaldesa desde 2001.

La nueva presidenta de la Diputación Provincial de Alicante, Luisa Pastor Lillo, tras su toma de posesión esta mañana (Foto: Diputación Alicante)

La nueva presidenta de la Diputación Provincial de Alicante, Luisa Pastor Lillo, tras su toma de posesión esta mañana (Foto: Diputación Alicante)

 



Los nuevos diputados provinciales de Alicante esta mañana (Foto: Diputación Alicante)
Los nuevos diputados provinciales de Alicante esta mañana (Foto: Diputación Alicante)
 

 


DIPUTADOS DE LA CORPORACIÓN PROVINCIAL
 


GRUPO POPULAR

- Partido Judicial de Alicante
• Luisa Pastor Lillo (Sant Vicent del Raspeig)
• Manuel Aracil Llorens (Sant Joan d´Alacant)
• Alejandro Morant Climent (Busot)
• Juan Ramón Varó Devesa (El Campello)
• Mª Carmen de España Menárguez (Alicante)


- Partido Judicial de Elche
• Mercedes Alonso García (Elche)
• Miguel Zaragoza Fernández (Santa Pola)
• César Augusto Asencio Adsuar (Crevillente)
• Federico Berna Gutiérrez (Albatera)


- Partido Judicial de Dénia
• Juan Bautista Roselló Tent (Benissa)
• José Joaquín Ferrando Soler (Ondara)


- Partido Judicial de Orihuela
• Joaquín Albadalejo Martínez (Torrevieja)
• Adrián Ballester Espinosa (Redován)
• Mónica Lorente Ramón (Orihuela)


- Partido Judicial de Villajoyosa
• Enrique Ponsoda Fraces (El Castell de Guadalest)
• Manuel Pérez Fenoll (Benidorm)


- Partido Judicial de Elda
• Adela Pedrosa Roldán (Elda)
• Pascual Díaz Amat (Petrer)


- Partido Judicial de Alcoy
• Francisco Javier Sendra Mengual (Planes)


- Partido Judicial de Villena
• Juan Molina Beneito (Cañada)


GRUPO SOCIALISTA

- Partido Judicial de Alicante
• Ana Paula Cid Santos (Alicante)
• Asunción Llorens Ayela (Mutxamel)
• Edmundo Juan Seva García (Sant Joan d´Alacant)


- Partido Judicial de Elche
• Alejandro Soler Mur (Elche)
• Marylene Albentosa Ruso (Guardamar del Segura)


- Partido Judicial de Dénia
• José Francisco Chulvi Español (Xàbia)


- Partido Judicial de Orihuela
• Ana Belén Juárez Pastor (Los Montesinos)
• Raúl Valerio Medina Lorente (Bigastro)


- Partido Judicial de Villajoyosa
• Genoveva Tent Musarella (L´Alfàs del Pi)


- Partido Judicial de Elda
• David Cerdán Pastor (Aspe)


- Partido Judicial de Alcoy
• Francesc Jaume Pascual Pascual (Alqueria d´Asnar)


 

DISCURSO DE TOMA DE POSESIÓN DE LUISA PASTOR LILLO COMO PRESIDENTA DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE ALICANTE


Ofrecemos a continuación íntegro el discurso de toma de posesión pronunciado por Luisa Pastor Lillo como nueva presidenta de la Diputación Provincial de Alicante ayer:

"Buenos días, bon dia i moltes gràcies per la seua presència en este plenari de la Diputació d’Alacant.

Comparezco ante ustedes, profundamente emocionada, para pronunciar un triple y sentido reconocimiento.

En primer lugar, a todos los ciudadanos de la provincia de Alicante, representados por sus alcaldes y concejales, que son el soporte necesario de este Ayuntamiento de Ayuntamientos, como con precisión y justicia se ha denominado a las Diputaciones Provinciales.

En segundo lugar, a los ciudadanos que han depositado su confianza en mi partido, el Partido Popular, que nos ha deparado amplias mayorías en la Comunidad y en el conjunto de los municipios de Alicante.

En tercer lugar, al crédito que mi partido y mis compañeros han depositado en mí, consciente de la alta responsabilidad que asumo, y al que espero responder con pasión solidaria y compromiso inequívoco respecto a los casi dos millones de personas que habitan en nuestra provincia.

Tengo, además, el inmenso honor de ser la primera mujer que asume la Presidencia de esta institución. Tiempo vendrá, estoy segura, en el que esta circunstancia no tendrá que ser resaltada, sino que formará parte de un horizonte rutinario.

Hoy quiero celebrar este logro con mis compañeras de corporación y con las que nos precedieron. Espero que la normalidad con la que vivo esta experiencia sea la propia de una sociedad democrática y moderna.

Por mis años de experiencia en esta corporación, quiero extender mi reconocimiento a todos los diputados y diputadas que han formado parte de la misma en todas las legislaturas anteriores, y muy especialmente a los que fueron sus presidentes.

No puedo, ni quiero, olvidarme, además, de los trabajadores y trabajadoras de esta Diputación, sin cuya profesionalidad la acción política no encontraría su soporte e instrumento necesarios. Habiendo sido diputada de Salud Mental, el Hogar Provincial y Bienestar Social, creo haber aprendido mucho de las virtudes del servicio público, y, en esta nueva etapa de la institución, me atrevo, por ello, a demandar de nuevo el esfuerzo y el apoyo, que nunca me han faltado, del personal de la misma.

Por último, pero no menos importante, agradezco a los medios de comunicación su imprescindible labor de mediación entre la acción política y el pueblo, que la convalida o rechaza. Y apelo también a su vocación y responsabilidad para que sean, en estos tiempos difíciles, fieles testigos de la realidad, conforme a las viejas, pero aún vigentes, reglas del oficio de informar.

Ahora, que vuelve a cuestionarse el papel y la existencia misma de las Diputaciones, quiero reivindicar públicamente su utilidad y sentido, más allá de la tradición y de su casi bicentenaria presencia en la vida pública de nuestro país. Su existencia permite que miles de ciudadanos tengan acceso a los mismos servicios, con independencia del tamaño del municipio en el que residen.

En el caso de nuestra provincia, por ejemplo, 82 municipios con menos de 5.000 habitantes no verían garantizada su asistencia jurídica, técnica y económica, ni un nivel adecuado de calidad y eficiencia en la prestación de servicios municipales. Mediante sus instrumentos de cooperación municipal, las Diputaciones contribuyen, en fin, a dotar a los ayuntamientos, especialmente a los de pequeño y mediano tamaño, de visión estratégica, insertándolos en redes para el diseño de servicios básicos, políticas comunes y corresponsables.

Como afirmaron con razón mis predecesores, las Diputaciones no son entes supramunicipales, sino intermunicipales. Son parte íntegra de la comunidad política local con la que trabaja en favor de una acción concertada sobre el territorio, regida por los principios de la cohesión y el equilibrio.

Me propongo, por tanto, como mi tarea obliga, defender con firmeza y pasión a la provincia de Alicante y a todos sus ciudadanos, a través de sus municipios, favoreciendo la participación y velando por la concertación entre todos los agentes sociales: organizaciones sindicales y empresariales, asociaciones, órganos de la sociedad civil y los distintos niveles de las administraciones (local, autonómica, estatal).

Es decir, y de una vez por todas, coincido con quienes preconizan que las Diputaciones no deben duplicar ni sustituir los servicios que ya prestan las Comunidades o los Ayuntamientos, sino hacer viables las competencias y los servicios municipales. Nuestro cometido, entiendo, se debe centrar en garantizar su autonomía, ofreciendo asesoramiento a los ayuntamientos con el objetivo de asegurar la prestación integral y adecuada de la totalidad de sus servicios.

La austeridad y el rigor, en alianza con el compromiso y un profundo realismo, en consecuencia, serán santo y seña ineludible de este gobierno. Y, sin duda, ello requerirá tanto creatividad en la gestión como innovación social, un concepto que no puede reducirse, como comúnmente se hace, a su dimensión tecnológica, aunque la incluye y forme parte del propio término.

En este nuevo contexto, cada municipio o mancomunidad debería definir un proyecto de desarrollo propio, partiendo de sus características singulares. Resulta fundamental que se proyecten con sentido de comunidad y pertenencia, con valores de cohesión y favoreciendo las necesidades colectivas. Las estrategias pasarán, necesariamente, por la búsqueda de criterios de equidad, cuyos beneficios recaigan sobre la mayoría de los grupos sociales implicados en un proceso constante de acuerdos.

En el ADN de los alcaldes va implícita la voluntad de gobernar para progresar y la reivindicación para que nada ni nadie frene ese progreso. Por eso, también me propongo, especialmente, favorecer el diálogo entre las administraciones públicas, desde la exigencia de las infraestructuras necesarias para la continuidad de nuestro desarrollo y de una adecuada financiación para los municipios, que tome en consideración las crecientes demandas de servicios.

Por población – cuarta de España- nos corresponden infraestructuras como el corredor mediterráneo, Tren de Alta Velocidad y el denominado Tren de la Costa capaz de unir Alicante y Valencia en tiempos competitivos. Desde la Diputación seguiremos reclamando estas infraestructuras. Quiero en este sentido, transmitirle a los empresarios y a la ciudadanía mi más firme propósito de apoyar estas demandas que hoy encabeza la Generalitat y el presidente Camps.

Diálogo, participación y consenso no son, sin embargo, sinónimos de sumisión, del mismo modo que la reivindicación estridente no nos garantiza resultados tangibles. Estamos, por supuesto, en tiempos difíciles, tiempos de crisis, aunque deberíamos tener en cuenta que, como en la lengua china, el término crisis representa, al mismo tiempo, “riesgo” y “oportunidad”, amenaza y ocasión, albur y pretexto para un cambio de piel.

La pasión por esta tierra no se entiende sin la pasión por el agua, por la lucha por tenerla, por la constancia en recuperarla, por los medios y recursos invertidos en aprovecharla. Somos un modelo, un modelo que precisa de la solidaridad de las cuencas excedentarias.

La reivindicación del agua ha estado presente en mi vida como acción inherente al hecho de pertenecer a esta provincia y sobre todo a Sant Vicent del Raspeig, cuyo escudo reza “Sequet pero sanet”. Tuve el privilegio de compartir esa lucha con una persona excepcional y sus conocimientos asentaron las bases de una demanda justa, razonada, cuantificada y que es básica para nuestro presente, pero imprescindible para nuestro futuro.

El consenso en materia hídrica debe imperar y más si tenemos en cuenta las noticias de los últimos días, que suponen un nuevo escollo y de cumplirse la reducción de tierras destinadas a regadío un nuevo varapalo para nuestros agricultores alicantinos.

Hago mías las palabras recogidas por el Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante y promovido por COEPA, que apunta lo siguiente:
“En cuanto a los recursos hídricos, como suministro esencial, su déficit estructural es un factor limitante del crecimiento económico y agrava situaciones medioambientales negativas. Por ello es preciso retomar el proyecto del trasvase del Ebro: obtener garantía de permanencia en el tiempo del trasvase Tajo-Segura; asegurar que la transferencia del Júcar al Vinalopó aportará agua de calidad y en cantidad suficiente y un precio asumible; destinar la desalación a los usos para los que es competitiva, y propone completar el avanzado sistema de depuración y reutilización que ya tiene la provincia de Alicante”.

Por todos estos motivos, una de mis primeras decisiones como presidenta será reactivar la Mesa del Agua como punto de encuentro entre regantes, administraciones y sociedad, invitando a la Generalitat y a las confederaciones hidrográficas del Júcar y del Segura. El debate siempre enriquece pero precisamos acciones y acuerdos.

Hoy nos acompañan representantes de distintas asociaciones de regantes. Ellos conocen mi postura en el necesario acuerdo para las transferencias hídricas.

Vosotros sabéis que contáis con todo mi apoyo para llevar vuestras peticiones allá donde haga falta, porque el agua es presente, es futuro, es vida.

Bajo las premisas de AUSTERIDAD y TRANSPARENCIA, nuestro reto es no perder la perspectiva de eficiencia y resolución que se nos exige. Hacer más con menos. Sin fórmulas mágicas. Siempre he trabajado con el objetivo de no ser deudora de nuestro tiempo sino generadora de futuro.

Todos los diputados provinciales somos concejales o alcaldes. Debemos aprovechar esa condición de conocedores de los problemas municipales para crear las sinergias precisas. Una de las primeras tareas del equipo de Gobierno será poner sobre la mesa medidas de ahorro en sus respectivas delegaciones para continuar con la contención del gasto corriente, estableciendo prioridades y consolidando proyectos.

En un contexto económico duro como el actual es imprescindible acentuar las cualidades que van parejas con este cargo, en especial, la ilusión por representar a nuestros respectivos municipios y lógicamente a nuestra provincia.

Tesón y visión emprendedora que nos deben llevar a acuerdos en materias como el Agua, como ya he indicado, pero también en las relativas a las infraestructuras básicas para municipios como alcantarillados, residuos, carreteras, servicios sociales, cultura o deportes, entre otros.

La innegable fuerza de nuestra industria turística precisa una atención e inversión continuada. La marca Costa Blanca abarca tanto a los municipios de interior como a los municipios costeros. Consolidarla, recuperar y captar nuevos mercados será tarea fundamental del Patronato, como nexo y refuerzo para los grandes municipios y altavoz para los medianos y pequeños, aprovechando potencialidades como la gastronómica que nos ha abierto puertas vecinas y lejanas.

Nuestros recursos estarán prioritariamente dirigidos a generar infraestructuras y servicios que lleven parejo el fomento del empleo, objetivo común de todas las administraciones. La propia área de Formación de la Diputación, que pasa por ser un servicio de calidad contrastada, y el papel desempeñado por el área de Desarrollo Local están llamados a ocupar un mayor protagonismo. Ajustaremos la oferta a la demanda y desde aquí ofrezco la colaboración de la Diputación a todos los ayuntamientos para hacer esa oferta más eficiente y más productiva.

En este apartado, me gustaría hacer un paréntesis para resaltar el papel reservado a las universidades como agentes activos de una provincia que reclama su puesto entre los campus de excelencia. La reciente unión de la Universidad de Alicante y de la Universidad Miguel Hernández para lograr su incuestionable papel de innovadores fue fruto de un reciente apoyo por parte de municipios como Orihuela, Altea, Elche, Alicante, San Juan y San Vicente del Raspeig.

Hoy como presidenta de la Diputación de Alicante me sumo a ese respaldo, que, con toda probabilidad, será el sentir de todos los diputados provinciales.

Para finalizar, me gustaría invitar a todos los diputados del grupo socialista a participar del consenso y el acuerdo en beneficio de todos los municipios de nuestra provincia.

Y por último déjenme decirlo: la provincia de Alicante goza de una luz muy intensa. Sin embargo, no es como afirmó Gabriel Miró, uno de sus hijos más ilustres, “sólo un pueblo de siesta eterna y deliciosa, blando, rubio y calentado por el buen sol”, sino que es también, por su población y aportación al Producto Interior Bruto, una de las provincias punteras del Estado, dueña de un privilegiado territorio, demográficamente equilibrada, diversa económicamente, dueña de tradiciones sociales únicas, “nido y morada de genios” universales.

En definitiva, estamos ante un tiempo de gestión y mi propósito es sumarle el hecho de que es importante la gestión del tiempo para saber compaginar el realismo de las cuentas con la ilusión y pasión por representar a la provincia de Alicante.

El buen gobierno pasa por los proyectos viables, por contrastar la efectividad de los servicios y sobre todo, pasa por buscar el bien común, atendiendo a una máxima, y es que para decidir hay que escuchar primero.
Muchas gracias. Moltes gràcies", concluye el discurso de toma de posesión pronunciado por Luisa Pastor Lillo como nueva presidenta de la Diputación Provincial de Alicante ayer.

 

Más noticias en Bajo Segura Noticias 

Hemeroteca         Buscador

 

 

 

Copyright © 2003 - Bajo Segura Noticias - www.bajo-segura.com - Vega Baja del Segura (Alicante) España - AVISO LEGAL